Berenjena

 

Clasificación botánica

La berenjena, Solanum melongena, pertenece a la Familia de las Solanaceae y a la Tribu de las Solaneae. El género de Solanum comprende alrededor de 1700 especies conocidas.

En 1575, Leonhard Rauwolf hizo el descubrimiento de la berenjena en Aleppo, cuando estaba haciendo un trabajo sobre botánica, y anotó el nombre de esta planta que era “melongena” y “bedenigian”. Esta berenjena era del tamaño de un huevo de ganso y de color violeta.


Historia

La berenjena es originaria de la India y su origen debe ser bastante lejano ya que tiene varios nombres en Sánscrito y muchos otros en Bengalí, en Hindi y en los otros idiomas de la India. En India, se llama” brinjal”. También está siendo cultivada desde hace mucho tiempo en China, en el Próximo Oriente y en África.

Es posible que la China sea un centro de origen secundario con el desarrollo de variedades con pequeños frutos muy distintas de las originarias del centro principal de origen que fue la India.

Berenjena Ao Daimaru

Uno de los documentos más antiguos que encontramos sobre la berenjena se encuentra en un libro chino que data del siglo V. En el siglo XIII fue mencionada por el médico árabe Ibn El Beïthar así como por Alberto de Colonia en el norte de Europa.

En Occidente es mencionada por primera vez, con el nombre de” Melonge”, en el Libro de ” las Medicinas Simples de Platearius” y el pasaje que la concierne está inspirado en el ” Tratado de lo Simple” del judío egipcio Ysaac. Al parecer ya era cultivada en ciertas regiones de Italia hacia finales del siglo XIV. Una de las primeras variedades en llegar a Inglaterra, hacia los años1500, fue una variedad cuyas frutas eran blancas y del tamaño de un huevo de gallina, de ahí su nombre en inglés : “eggplant” (huevo planta), que a veces encontramos en francés “plante à œufs”, “pondeuse”, “œuf vegetal”. Esta variedad es todavía cultivada en la actualidad. Hay muy pocas variedades actualmente en cultivo en Europa considerando que existe un gran número de éstas, de todas las formas y de todos los colores: verde, rosa, blanco, amarillo, violeta y multicolor. Esta planta es considerada como un anual en nuestras regiones pero es una planta vivaz en los países cálidos.


Consejos de cultivo

Berenjena Kamo

Es aconsejable sembrar las berenjenas aproximadamente diez semanas antes del periodo de trasplante a una temperatura ligeramente superior a la que se necesita para la germinación de los tomates. Es preferible aclimatar las plantas antes de trasplantarlas definitivamente en el jardín.

La berenjena es la planta favorita de las doríforas (Leptinotarsa decemlineata): ¡algunos jardineros colocan a veces algunas plantas en medio de su huerto de patatas para atrapar a estos insectos! A fin de favorecer un crecimiento armonioso y una buena fructificación, se aconseja utilizar un abono muy maduro o estiércol bien descompuesto.


Polinización

Las flores de berenjena son perfectas y autofecundas. Sin embargo, pueden manifestarse hibridaciones intervarietales, cuya frecuencia varía según el entorno, la naturaleza y la cantidad de insectos polinizadores. El modo de reproducción de la berenjena es pues una autogamia preferencial.

En regiones de clima templado, se aconseja separar las diferentes variedades a una distancia de 50 metros. En regiones de clima tropical, se aconseja separar diferentes variedades a una distancia de 500 metros a 1 km. Hemos podido observar, por ejemplo en el sur de la India, flores de berenjena visitadas regularmente por mariposas, abejas solitarias o avispas albañiles.

En cambio, podemos plantar berenjenas al lado de otras variedades pertenecientes a especies diferentes: Solanum melongena, Solanum macrocarpon y Solanum aethiopicum. En efecto, no existen hibridaciones ínter-específicas, sólo posibilidades de hibridaciones intervarietales.

Podemos también cultivar una media docena de plantas de cada variedad, cubriéndolas con una jaula de tela mosquitero, o bajo un mini-túnel de tela mosquitero, si queremos recolectar más semillas.

Flor de Berenjena Thai Long Purple

Cuando se desea cultivar un cierto número de variedades y producir sólo unas pocas semillas de cada una de éstas, se puede simplemente envolver la flor (antes de que se abra) en una bolsa pequeña de papel o en un tul que se quita cuando el joven fruto ha empezado a formarse. Es necesario entonces rodear, con un cordón coloreado, el pedúnculo de la flor polinizada bajo protección con el fin de reconocer después fácilmente el fruto cuyas semillas son varietalmente puras.


Producción de semillas

Las semillas de berenjena son fecundas sólo cuando son recolectadas en los frutos completamente maduros, es decir, cuando comienzan a marchitarse adquiriendo un colorido amarillo o café.

La extracción de las semillas es mucho más laboriosa que la de los tomates o los pimientos. Podemos utilizar métodos secos o húmedos.

Un método seco consiste en batir los frutos cuando están muy maduros a fin de desenganchar las cavidades porta-semillas en el interior de la pulpa. Entonces se abren los frutos y se desalojan las semillas una por una.

Otro método seco, reservado a las regiones muy cálidas, consiste en dejar secar al sol los frutos muy maduros. Y luego desalojar las semillas.

Uno de los métodos húmedos consiste en cortar la berenjena en pequeños cubos y pasarlos por la batidora con agua a pequeña velocidad. Luego se vierte la mezcla en un recipiente y se recuperan las semillas viables que hayan caído en el fondo del recipiente. Se lavan en un colador de malla fina y se ponen a secar sobre un tamiz.

Extracción de semillas de berenjenas

Este tipo de extracción también puede llevarse a cabo desalojando las semillas de los cubos pequeños de berenjenas con la ayuda de los dedos.

Es aconsejable secar lo más rápidamente posible las semillas húmedas de berenjena con ayuda de un ventilador, por ejemplo, ya que éstas tienen tendencia a germinar muy fácilmente cuando la temperatura ambiental es muy alta.

Berenjena abierta

Las semillas de berenjena tienen una duración germinativa media de 6 años. Éstas pueden, sin embargo, conservar una facultad germinativa hasta de 10 años. Un gramo contiene unas 200 semillas.

Su germinación a veces es caprichosa durante los primeros seis meses a partir de su extracción (incluso si en el momento de la extracción por vía húmeda, éstas tienden a germinar fácilmente). En ese caso es aconsejable colocarlas en un refrigerador durante algunos días para estimularlas.